• Baboon

Incendios Forestales: causas, consecuencias y prevención

Cualquier incendio supone un duro golpe, generalmente por las pérdidas que ocasiona: materiales y, en los peores casos, hasta de vidas o lesiones en animales y humanos. Los incendios forestales, por su parte, suponen cada verano la pérdida de enormes extensiones de tierra, pero, lamentablemente, en muchas ocasiones en las que no llega a acercarse demasiado a zonas urbanas, no tienen tanta repercusión.

La realidad, sin embargo, es que los incendios forestales arrasaron solo en 2017, 175.000 hectáreas de bosque y matorral, convirtiendo así el año pasado en el segundo peor año de esta década.

Asociaciones expertas en el tema publican contenido anualmente con la terrible evolución de los incendios forestales, como el informe de WWF sobre cómo los incendios forestales afectan, cada vez más, a la población en España.

En Baboon tenemos mucho respeto por la tierra que nos da de comer y estamos concienciados con la protección de nuestros bosques (como creemos que lo estarás tú al final de leer este artículo) y es por eso que optamos por la reforestación.


¿Qué son los incendios forestales?


En principio, definir los incendios forestales sería sencillo; y, en realidad, así es: un incendio forestal es fuego que afecta un terreno forestal o silvestre.

Pero, la importancia de este concepto, y el motivo por el cual es generalmente tratado al margen de los incendios urbanos, es su capacidad destructiva.

Según los expertos, y guiados por la lógica, los incendios forestales se propagan con mayor rapidez, por la mayor presencia de viento en zonas montañosas, cambian de dirección inesperadamente (lo cual es también ocasionado por el viento) y superan obstáculos como carreteras, ríos, e incluso cortafuegos con una increíble facilidad.


Causas de los incendios forestales


Como podemos imaginar, las causas de un incendio pueden ser muy diversas, pero en el caso de los incendios forestales, suelen agruparse en cuatro grandes grupos:

  • Incendios intencionados: Según el Gobierno, en España se calcula que más del 60% de los incendios son provocados intencionalmente. La finalidad suele ser un interés económico, ya sea para eliminar rastrojos, ganar espacio urbanizable, recuperar suelo agrícola o, incluso, reducir el precio de la madera. Los castigos para los causantes son cada vez mayores y ocasionar intencionalmente un incendio está recogido como delito penal, pero cada año tenemos varios ejemplos de incendios que se presumen intencionados y nunca llega a encontrarse el o los culpables.

  • Incendios accidentales: aunque también provocados por el hombre, los incendios accidentales son ocasionados por negligencias y por falta de previsión y prevención. Quemas agrícolas, líneas eléctricas, pero, sobre todo, cigarros y hogueras mal apagadas son los grandes causantes de un castigo tan grande. Se estima que este tipo de incendios forestales suponen cada año alrededor de un 25% del total.

  • Causas naturales: en mucha menor proporción (se estima que en torno al 4% de los casos), los incendios forestales están ocasionados por causas naturales diversas como las tormentas eléctricas.

  • Incendios reavivados: del total, se estima que en torno al 2% de los incendios forestales se ocasionan por la reproducción de un incendio que anteriormente había azotado esa zona. Generalmente, este tipo de incendios se debe a que no se ha extinguido correctamente el fuego anterior, ya que una política de extinción de incendios no para cuando desaparece el fuego, si no días después, cuando los activos consideran imposible una reavivación.

Como se puede observar, faltaría por catalogar las causas de una parte de los incendios. Como previamente hemos dicho, en muchas ocasiones no se logra determinar la causa principal del accidente y, por tanto, alrededor de un 10% de los incendios anuales acaban siendo causados por razones desconocidas.

Y, para acabar con este apartado, si queremos hablar realmente de las causas, debemos decir que el repunte de incendios forestales en España no se debe únicamente a la sequía, como escuchamos habitualmente en los medios. Según medios especializados, parte de la culpa la tienen los órganos de gobierno que no aseguran partidas de inversión suficientes y protocolos de prevención y de ordenación del territorio sostenibles.


Tipos de incendios forestales


Los incendios forestales, por su tamaño, se suelen clasificar en 3 grupos:

  • Conatos: Son incendios que no llegan a arrasar una hectárea. Habitualmente se dice que este tipo de incendios llega a ser el 65% de todos los que afectan España, pero esta afirmación resta credibilidad a los cuerpos de extinción: si un 65% de los incendios forestales se quedan en fase de conato, es porque los activos que se encargan de extinguirlo logran hacerlo con rapidez y eficacia.

  • Incendios forestales: En este grupo se concentran todos aquellos incendios de más de una hectárea y menos de 500. Lamentablemente, el 35% de los incendios son de este tamaño y llegan a arrasar áreas enormes de terreno.

  • Grandes Incendios Forestales (GIF): Como podéis imaginar, los GIF afectan extensiones de más de 500 hectáreas y, de media, se suele decir que un 10% cada año son denominados GIF (aunque este dato es muy controvertido, ya que se estima los datos arrojan que cada vez hay menos incendios, pero que cada vez son más grandes y, por tanto, más difíciles de extinguir, lo cual ha ocasionado que cada año sea mayor la superficie afectada por los GIF).

Consecuencias de los incendios forestales


La consecuencia primera de un incendio forestal es la pérdida indudable de biodiversidad. Los bosques (y, en concreto, los españoles) albergan infinidad de especies, tanto animales como vegetales; y la destrucción de ciertas zonas, por la cantidad de especies autóctonas que existen allí, supondría la pérdida irrevocable de especies.

Se dice que un área que ha sufrido varios incendios en un lapso de tiempo reducido, sufre una interrupción en el ciclo natural, haciendo que las especies nativas desaparezcan y comiencen a proliferar especies invasoras.

Debido al humo y a la desaparición de árboles, un incendio forestal aumenta en gran cantidad el porcentaje de dióxido de carbono en la atmósfera, contribuyendo de esta manera a lo que todos conocemos como efecto invernadero que tiene, como consecuencia, el calentamiento global y el cambio climático.

Además de esto, los incendios forestales tienen una gran repercusión sobre el suelo, ya que los bosques que han sufrido un incendio suelen sufrir después desastres relacionados con inundaciones y corrimientos de tierra, al corromperse las raíces de los árboles, que sujetan el suelo.

Como podemos observar, y aunque suponemos que ya todos lo imaginábais, un incendio forestal tiene unas consecuencias devastadoras en el entorno.


Prevención contra los incendios forestales


Hemos hablado de causas, de culpas, pero la realidad última es que los humanos estamos detrás del 96% de los incendios forestales.

A veces es de manera intencionada, otras debido a negligencias, pero la culpa no nos la puede quitar nadie.

Como vemos, está en gran medida en nuestra mano prevenir incendios y, sobre todo, incendios forestales. Por esto, vamos a dar una lista de consejos básicos para prevenir incendios en zonas forestales:

  • No encender hogueras en áreas de bosque.

  • Si encuentras una hoguera mal extinguida, intenta apagarla con agua o tierra o llama al 112 antes de pasar de largo.

  • No acceder a zonas con vegetación secas con vehículos a motor.

  • No arrojar basura al bosque (por sentido común y por educación) pero mucho menos arrojar vidrios o colillas.

  • Y, sobre todo, en nuestra opinión, la mejor manera de prevenir los incendios forestales es la concienciación ciudadana. Comparte esta entrada, o simplemente habla con tu gente sobre el peligro, las consecuencias y la prevención frente a incendios forestales.

Como hemos dicho al principio, nuestra particular manera de poner un grano de arena en todo esto es mediante la reforestación, plantamos nosotros mismos un árbol por cada una de las sudaderas y camisetas que vendemos. Si crees que tus valores son parecidos a los nuestros, únete al Ejército Baboon.

Incendios Forestales: causas, consecuencias y medidas de prevención

20 vistas