• Baboon

¿Día de la Tierra por qué?

El 22 de abril es el Día de la Tierra, suponemos que os habréis dado cuenta por todo el bombo que se le ha dado en redes.

Probablemente no supierais que la Tierra tiene día propio, o lo sabíais pero se os había olvidado desde al año pasado.

Hoy, que además ya no es el Día de la Tierra, queremos hacer nuestra propia reflexión sobre el tema.


¿Qué es el Día de la Tierra?


El Día de la Tierra surgió en 1968, cuando el profesor Morton Hilbert con la ayuda del Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos, organizaron una ponencia sobre los efectos del deterioro del medio ambiente en la salud de los humanos.

Parece increíble, ¿eh?.

Creemos que el problema del medio ambiente es algo nuevo, pero hace más de 50 años ya preocupaba.

A partir de esa conferencia, y, más concretamente, a partir de 1970, se decidió celebrar cada año en esa fecha un Día Internacional de la Tierra para la concienciación ambiental.

En su día, además de intentar concienciar a la gente, Morton Hilbert, que pretendía ser acompañado por miles de estudiantes, reclamaba la creación de un organismo que se encargara de la protección del planeta.

Y, os preguntaréis: ¿lo consiguió?

Efectivamente, lo consiguió.

EL 22 de abril de 1970, se juntaron en diferentes puntos del país unos 20 millones de personas, ejerciendo una presión que forzó al gobierno a crear la Agencia de Protección Ambiental.


¿Tiene sentido el Día de la Tierra?


En nuestra opinión, sí.

Está muy bien que, aunque sea un día al año, la gente se acuerde de lo mal que está la situación.

Lo que no tiene sentido es que nos sintamos profundamente concienciados con la cauda el 22 de abril y el 23 se nos haya olvidado.

Es precisamente por eso por lo que escribimos este artículo hoy, día 23 de abril de 2018, para decir que la cosa hoy está igual que ayer; de hecho, peor, porque la situación sigue siendo la misma y ya no hay medios que se preocupen del tema.


¿Cómo puedo ayudar al medio ambiente?


Hay millones de iniciativas, tanto de asociaciones como Greenpeace como de organizaciones menos conocidas, marcas no relacionadas o personas anónimas.

La realidad es que no tienes que suscribir ninguna causa justa, ni tienes porqué abonarte a ninguna ONG, bastaría con que te lo tomaras en serio y cambiaras tu visión del tema.

Reducir tus residuos (intentando comprar menos envases plásticos), reciclar tu basura (aunque parezca un tópico sigue sin tener demasiado seguimiento), reducir a 21º tu calefacción,... son todo hábitos muy sencillos del día a día que no van a cambiar al mundo, pero que te harán cambiar de escalón: contribuirás un poco y te sentirás preparado para dar otro paso más.


No queremos decir que el Día de la Tierra es todos los días, pero sí que creemos que, si estás realmente implicado, puedes adquirir costumbres muy sencillas que ayuden a otros a sumarse.

Día de la Tierra ¿por qué?